18 de abril de 2009

Por qué es importante la participación activa en formación

Cada día, en las acciones de formación que llevo a cabo, compruebo que la participación activa y comprometida en un grupo es un elemento clave para el aprendizaje, pero requiere de una serie de condiciones contextuales y psicológicas que permitan romper barreras muy poderosas para la persona, como son el miedo a hablar en público o a quedar mal/ridículo, entre otras.
Conocer, generar y gestionar adecuadamente estas condiciones supone una contribución fundamental para facilitar y potenciar el aprendizaje en grupo. Es importante generar participación para:
  • Implicar a todos los participantes en la sesión de formación, de manera progresiva.
  • Establecer las bases para la participación activa y comprometida en el seno del grupo de aprendizaje (seguridad, confianza y reciprocidad).
  • Generar un clima de confianza que potencie el aprendizaje y el trabajo en equipo.
  • Presentar la sesión de formación como un entorno de aprendizaje de “riesgo cero” (no importa equivocarse, pues no tiene consecuencias y los errores son una gran fuente de aprendizaje).
  • Potenciar la colaboración y el intercambio de ideas y puntos de vista.
  • Facilitar el compromiso de los participantes con la aplicación práctica de las soluciones y actuaciones propuestas.
  • Mejorar el nivel de comunicación del grupo.
  • Hacer que el formador se implique activa y sinceramente con el trabajo y el aprendizaje del grupo.
Publicar un comentario en la entrada